jueves, 24 de septiembre de 2009

Monólogo peripatético

Piensa piensa...¿A quién llamo?... ¡Qué va! Ya no pienses en eso que no te lleva a ningún lado. Es lógico que, después de semejante desilusión, te cueste un poco levantarte. Es que se pierde un poquito cada vez que se da y no se recibe. "Dar solamente aquello que te sobra nunca fue compartir sino dar limosna, amor..." ¡Diablos! ¡Cómo me hubiera gustado que se me ocurriera a mí esa frase! Y bueno, parecía que sí, pero NO! Ni modo. Ya supéralo. Obvio que sé que exagero y que no es el fin del mundo. Uno tiende siempre a exagerar las cosas y hacer toda una tragedia griega del asunto. ¡No es necesario, tú estás bien, mejor que nunca! Estoy empezando a creer que cuando uno entra en estos monólogos internos de autosugestión, más que ayudar, te hacen parecer un poco más loquito y la gente te ve hablando solo y después ya están chismeando mal de ti y te empiezan a comer y a comer y ...

Y por cierto... ¡QUÉ HAMBREE! Lo que debo hacer es pensar que hay de comer... ¿Ves?, ¡eso sí es una buena idea! Uno de esos emparedados de pan tostado con queso crema y jalea. ¡Mmm! Pero es dulce, deberías comer algo salado y caliente antes del postre. ¡CHANCLAS! Pero no sirve la micro, y qué pereza calentar...

-"¿Juan?... Sí, es Yan Po. Para que me prepares un casado con corvina para llevar. ¿Cuánto?... 10 minutos. Ah ok ok, pero porfa... ¡sin grasa!"

Qué bien que este chino ya me conoce y me prepara las cosas sin grasa. Digo, obvio que no del todo, pero al menos si se nota que le mete menos aceites trans y en fin, algo ayuda.

- Hmm... ¿Dónde estaba?-

Ah si, te decía que creo que lo que más molesta no es que las piezas no calzaran bien, sino la cobardía. Cada quien tiene el derecho a escoger, decir que sí o no. Nadie te obliga a sentir a la fuerza. Pero se necesita valentía y madurez para decir que no. Huir y esconderse es una salida despreciable. Cuando una persona no es capaz de decir de frente lo que siente, va para atrás. Antes yo solía hacerme todos estos mundos en mi cabeza, y jamás decir una sola palabra. Ahora si siento que algo es demasiado fuerte o importante, que dentro de mí va a explotar tarde o temprano, decido mejor decirlo, cara a cara, y esperar que la respuesta sea un aliviador, sin importar si es positivo o negativo. Me decía un amigo de alma,

- "Sólo puedes esperar dos respuestas: sí y no. Las dos te sirven."
-

¡Cuánta razón! Por qué no hay nada peor que el silencio por respuesta. La respuesta cobarde no es sincera. Se tiene que asumir la negativa de la forma más vergonzosa. Digo, no para uno, sino para la persona que no da la cara... ¡Ya he dicho muchas veces eso! ¡Basta! Después resulta que te sale el instinto asesino y comienzas a querer cobrar venganza, así que suficiente de repetirlo.


Mejor concéntrate en esta corvina. Hoy la hizo mejor que otras veces. Y mi madre insiste cada vez que no es corvina, sino que es tiburón. ¡Ah que condenado chino disfrazando a la corvina de tiburón! Será gato por liebre pero igual, le queda bien. Las papas están ricas, pero, ¿el tomate? No se de dónde sacará los tomates este chino, pero saben a pura agua. ¿Por qué cuando uno cocina para otra gente ahí sí se esmera? Cortesía de la casa:

Chalupas Xochimilcas: Tacos de pollo horneados con queso mozarella y bañados en crema dulce. Postre: Melocotones en almíbar con helado de vainilla.

¡Ah, pero no! Cuando no tienes motivación femenina te tienes que autorecetar este pescado, arroz cantonés y papas, y quien quiere después ver a la corvina finalmente manifestarse en esos kilitos de más en la barriga, ¡ Y al carajo el sueño de lograr los cuadritos de tortuga!



Que por cierto, no sé por qué alquilé esta película. Bueno, siempre me gusto la serie animada de niño. Las tortugas ninja...Y después de esta tocará ver la segunda parte. Si la verdad es que se pasa bien en este cine VIP. Uno aprende muchas cosas de uno mismo en este rato. La soledad no es tan mala después de todo y....

- ¡La Edad del Sol! ¿Vas a seguir pensando en todas estas cosas? Mira mejor baja, y escríbelo, sácalo y arrójalo. De esa forma podrás seguir en paz, (y me dejarás a mí en paz...)


Escribo esta nota, la hago un rollito y la deposito en una botella de cristal, lanzándola después al ancho mar. Una inmensidad incomprensible. De pie en este muelle la veo alejarse con cada nueva ola. Flotará sin rumbo, sin Norte ni Sur. No va dirigido a nadie en especial, y al mismo tiempo, solo una persona debería recogerla. El silencio por respuesta. No recibiré otra cosa a partir de una nota que viaja dentro de una botella a la deriva. De hecho que casi puedo imaginarme divisar el brillo de la botella a lo lejos. Que después de flotar por meses y meses, pudiera ser que regrese a mí, y comprenda al fin que el destinatario era yo mismo. La misma nota, de mi puño y letra...


¡Oh, pero espera, la nota viene acompañada de una respuesta impregnada con un dulce aroma! ¡Oh! ¡Qué bueno sería! No dudaría en prepararle una cena, escribirle un poema, adornarlo con rosas y cantarle una canción o dos... ¡Es el colmo, no tengo remedio! ¿He de seguir así hasta que muera? ¿Viviendo un ciclo, donde cada comienzo me parecerá distinto, pero cada cierre tendrá inevitablemente un final parecido? ¡El tropezón al final, y después te quejas! Aun así, no lo puedes negar... siempre es preferible dos soledades bien acurrucadas, bien entrepiernadas. Calmar el hambre en compañía. ¡No hay duda que aunque te sirvan tiburón con papas, hasta el tomate te sabrá mejor!

4 viajeros han hablado:

aHlE - LaCabrona dijo...

¡Ay ese gato que no deja de rondar la pecera! ¡Gira y gira, sin descansar, nunca descansa! Sé lo que se siente cuando tienes ganas de ahorcarlo para que se quede quieto de una vez por todas, pero eso no sucederá, hasta el final, a menos de que te metas una dosis peligrosa en el sistema para ignorarlo.

Definitivamente dos soledades entrepiernadas en el cine VIP es mucho mejor que una sola. Pero preparar una cena para la señora Soledad y uno mismo tampoco es tan malo.

Una cena con arroz hecho en olla no arrocera, unos platanitos fritos, una lata de atún metódicamente dividida, rodajas de tomate, un tang de limón.

¡Buen monólogo!

P.s: jajajajaja.... Yan Po! jajajajajaja

Sisco dijo...

Ei John Paul, felicidades por el blog lo desconocia y gracias por el enlace que tienes de Zapping, si no te importa puedes cambiarlo por el nuevo de Planeta Zapping, tambien si me permites te enlazo al mio.
Un abrazo

John Paul dijo...

Claro sisco! Tu enlace me ayudaría muchísimo! Ya te actualize el enlaze de Planeta Zapping! Que gusto que pasaste a saludar! Un fuerte abrazo!! =)

KaRLIX dijo...

HOLA AMI, Q BUENO Q LA CASUALIDAD SE NOS ATRAVESÓ POR AHI JEJE O MAS BIEN Q BUENO Q SOY TAN AVENTADA Y TE HABLÉ JAJA. TA DEMASIAD TUANIZ TU BLOG. FIJO VOY A MATAR MUCHOS RATOS POR AK JEJE. UYYY MEJOR ME DUERMO PORQ YA ME DIO HAMBRE :S JEJE BYE KISS

Publicar un comentario